14 agosto 2006

¿Rosario Rompecorazones?

Existen ciudades que te rompen el corazón cuando las dejas: New York, París, Venecia, Barcelona y un montón más. Son ciudades que te enamoran y que cuando hay que irse, despues de visitarlas, generan en uno el firme propósito de, como sea, volver alguna vez. Te rompen el corazón en la partida y te enamoran para siempre. Después, en cada conversación, hablas de ellas, las nombras, te volves un pesado: “...alla en París los subtes son...bla, bla, bla, bla”. Pero Rosario no rompe corazones. ¿Cuál es la esencia de esas ciudades, las que te raptan? ¿Qué es lo que le falta a Rosario? ¿Por qué despierta amores tibios y simpatías pero no te saca el corazón?
¿Qué es eso que le falta?

Links
Ciudades de cine

8 comentarios:

Ana dijo...

Le falta la Torre Eiffel, el Empire State, los canales y los gondoleros, tantas cosas le falta que enumerarlas seria una perdida de tiempo.

Jaime dijo...

Falta que viva un alma de ciudad bajo estos edificios que en realidad disfrazan un pueblucho del interior. El que tengemos un millon de habitantes no nos diferencia de un pueblo de mil personas de cualquier lugar de la Pampa Humedad.Es asi, no es una ciudad que enamora pues no es una ciudad.

juan dijo...

Rosario es una ciudad que me da la sensacion que puede enamorar facilmente a quien la vive, pero no a quien la visita.
No tiene un icono muy definido, tal vez el Monumento a la Bandera que no es algo precisamente uno ve y no se puede sacar de la cabeza. Es una ciudad en que las calles centricas son muy angostas y medio oscuras de noche. Tampoco tiene una zona que sea realmente hermosa o que no se pueda ver en otra ciudad, quizas la costanera a la altura del parque nacional a la bandera o el parque españa.
A pesar de todas esas cosas, Rosario es una ciudad con una oferta cultural muy interesante, un ritmo de vida bastante relajado, muchas opciones (y a buen precio) para salir de noche. Además es una ciudad en la que todas las actividades estan pensadas para sus habitantes (y eso hay que valorarlo mucho, mientras que mucha de los lugares y actividades en Paris, Londres o Amsterdam son exclusivamente para turistas o se les complica mucho a los habitantes realizarlas.

Sergio Andrés dijo...

Creo que el tener ese "enamoramiento" al dejar una ciudad de las nombradas me lleva a reflexionar varias cosas: 1)La visita que podemos hacer nosotros en pocos días como turistas nos va a dar una vision bastante reducida y pobre, solo de "lo lindo e importante", de esas urbes. 2) Cada ciudad tiene su porcion de miseria y desigualdad que es tratada de ocultar por nosotros ("que la pobreza no se vea, que se vea solo lo lindo"). 3) Siempre pensar que lo de afuera es mejor o mas deslumbrante que lo de acá es una cuestión de apreciación. Viva la defense, la torre eiffel, el montmartre, el harlem, la sagrada familia, el parque españa, el monumento y la villa banana.

Marcelo dijo...

Sergio Andrés:
Tenes razón en cada uno de los tres puntos que enumeras, pero existe algo que me gustaría para Rosario que va mas allá de la razón que tenes. Ni yo entiendo que es eso, pero ese orgullo que tienen los Neoyorkinos o las Parisinos es envidiable. No es que no sienta orgullo, Absolut es una muestra de ello, pero me parece que falta algo y eso es lo que no veo. Pero al mismo tiempo veo el potencial y me entusiasma trabajar para eso.
Gracias Sergio.

Lucas Nam dijo...

A mi me rompió el corazón!
Creo que cuando uno ve las cosas a la distancia aprecia otras cosas que estando en Rosario no las ve. Quizá el ruido de los colectivos, la basura en la calle y los baches te lo tapan. Pero si te vas lejos, y por un tiempo, Rosario se extraña... No es un pueblucho de cuarta. No es el quilombo de Buenos Aires. Tiene cultura. Tiene verde. Tiene un rio marron hermoso.

Marcelo dijo...

Lucas dio respuesta a la pregunta de un rosarino con el corazón roto por Rosario, ahora falta un no rosarino con el corazon roto por esta... ¿mujer?

Anónimo dijo...

yo no nací en Rosario pero viví mucho años ahí y la conozco desde que no sabia caminar...y la verdad la extraño...Rosario tiene una cultura, una calidad de gente, una mistica terrible... cuando estas mucho tiempo en la city no te das cuenta pero cuando salis y comparás te das cuenta que a "mi" Rosarito querido no hay con que darle.
Camarón.-