03 octubre 2006

The Fight Club

Nicola Costantino es una artista Rosarina creadora de “Savon de corps” una edición limitada de 100 jabones realizados con 2 kilos de tejido adiposo fruto de una liposucción a la que Costantino se sometió para este proyecto. Cada jabón tiene solo un 3% de Nicola.


Links:
Sitio web de Nicola Constantino
Savons de corps (concepto de la obra)

8 comentarios:

Matías dijo...

...y que a nadie que coma hamburguesas o salchichas le de asco esto de los jabones...

Juandigital dijo...

Lo bizarro no conoce limites... pero a lo mejor es un jabon muy bueno!!! saludos.. muy buebn blog!!!

Damián dijo...

A bueno, pense que lo bizarro y la decadencia humana tenia un límite, pero veo que no ?...

Por favor, como alguien piensa sacar dinero de algo tan importante como es la salud. Para muchos el problema de obesidad es un drama y algo que no pueden resolver en su vida.

Ahora a alguien que realizar algo de tan mal gusto le dicen "artista"?... Mira vos de las cosas que me vengo a enterar.

Anónimo dijo...

bastante desagradable,al menos podrian haber elegido una modelo linda

Anónimo dijo...

Podrían leer el concepto de la obra antes de opinar...

Anónimo dijo...

Da desconcierto y vertigo ver a una sociedad con vendas en los ojos, grasa en el cerbro y parálisis en las manos para tomar un libro e informarse.
¿que pasará en Rosario que está dando artístas tan importantes?
Bién por Rosario y exitos a Constantini.

Anónimo dijo...

La verdad no entiendo a la gente que se horroriza frente a la obra de Nicola, parece que no se dan cuenta que lo que ella expresa con magistral crudeza, no es otra csa que el canibalismo feroz de nuestra sociedad posmoderna, donde nos uatoconsumismos en pos de los avances tecnoscientíficos globalizados.

Anónimo dijo...

MOLTO BENE!!!!

Tal parece que los artistas actuales han retomado la curdesa de Andy Warhol o Salvador Dali. Asi que??... de que se sorprende el mundo?, deberian tratar de comprender que es lo que el artista quiere decir con su obra y no solo criticar a ojo cerrado. en este punto, porque me debo de sorprender de Europa...

Soria, Mexico